Reseña: Star Wars: The Rise of Skywalker

Barzhon

Con el estreno de The Rise of Skywalker, Disney ha llevado a puerto la saga Skywalker, 42 años, 6 meses y 21 días después de que la original Star Wars llegara a los cines, y el responsable de hacerlo es el mismo J.J. Abrams, que regresa para intentar poner punto final de la mejor manera a una complicada trilogía marcada por decisiones polémicas y opiniones polarizadas entre la crítica y los fans de la franquicia, y al parecer tanto el director como la casa del ratón se han decantado por satisfacer a los segundos, creando una película con poca estructura narrativa pero con fan service en grandes cantidades.

He de admitir que me resulta difícil escribir sobre The Rise of Skywalker no solo porque he sido fan toda mi vida, si no porque al ser la culminación de la tercera y última trilogía de la saga Skywalker creo que no puede juzgarse individualmente, y es ahí donde más sale perdiendo este episodio. J.J. Abrams tenía la casi imposible misión de intentar unificar su visión y libertad creativa con la de Rian Johnson en lo que debía ser por definición la épica resolución al conflicto entre la Resistencia y la Primer Orden, y sin embargo la amenaza a la que vemos enfrentados a los protagonistas nos resulta totalmente ajeno al arco dramático que nos presentaron durante las casi 5 horas previas de la trilogía, un burdo giro sin justificación que se siente sacado de la manga y nos deja una sensación de haber sido estafados, y que si como ha comentado Abrams formaba parte del plan inicial de la trilogía, dejan muy mal paradas a los productores, el propio J.J. y la presidenta de LucasFilms Katlheen Kennedy.

El enfoque a nivel trilogía revela además uno de los mayores problemas que tengo con ella, y es la falta de crecimiento por parte de la mayoría de los protagonistas a través de estos cuatro años que hemos disfrutado de sus aventuras. Rey, Poe y Finn, salvando algunos cambios de vestuario y sables láser, son prácticamente los mismos personajes de cuando los conocimos en The Force Awakens, y su protagonismo en la Resistencia parece obedecer más a las necesidades de la película que a un crecimiento en base de las experiencias, victorias y derrotas que hemos vivido junto a ellos…

Y sin embargo, en el momento que las luces se apagan, aparece el logotipo de Star Wars y escuchamos los primeros acordes de la icónica fanfarria compuesta por John Williams, todo lo anterior pierde importancia. Si, The Rise of Skywalker no es una película perfecta, pero me sigue emocionando, haciéndome reír y llorar. Si, quizá George Lucas hubiera hecho algo completamente diferente, pero eso probablemente sea algo bueno considerando las precuelas. Si, quizá a nivel trilogía tenga muchos problemas, pero individualmente Disney ha logrado crear tres grandes peliculas que cumplen su principal propósito: llevar a Star Wars hacia una nueva época y darse a conocer a una nueva generación de espectadores. Y sí, quizá no estoy siendo objetivo con mi calificación, pero ya les había advertido que soy y he sido fan de Star Wars toda mi vida.

Calificación: 8.5/10

FICHA TÉCNICA

Star Wars: The Rise of Skywalker

Dirección: J. J. Abrams
Guión: Chris Terrio, J.J. Abrams
Elenco: Carrie Fisher, Mark Hamill, Adam Driver, Daisy Ridley, John Boyega, Oscar Isaac, Anthony Daniels.
Duración: 142 minutos

Este reseña se publicó primero en Al final Se Mueren Todos.

Leave a Reply