Toda mi vida

Barzhon

Toda mi vida he tenido temor al rechazo… bueno, no se si toda mi vida, pero quizá desde que tengo memoria, o al menos así me parece. Esta sensación me ha hecho ir perdiendo ganas de emprender, ganas de arriesgar, ha ido borrando todas las metas que en algún punto pude haber tenido, y me mantiene en una estasis en este punto de mi vida, como venado lampareado que no sabe si avanzar, retroceder, o esperar a ver que tan duro viene el chingadazo.

Lo que más amaba me fue haciendo hacia un lado, hacia donde creía que servía, hacia donde no estorbaba, y hacia lo que más terminé aborreciendo. O así lo ve alguien que vive pensándose como el eterno impostor, alguien que el raciocinio inmediato lo lleva a pensar que claramente es lógico, porque uno no sirve para nada, claro que te odian y te quieren fuera de ahí, donde no estorbas.

Y estoy cansado de eso, ¿pero que voy a hacer? ¿Intentar y fallar en algo nuevo? ¿Darle la razón a esa voz qué te llama impostor? Aquí no estorbo, aquí no puedo fallarle a nadie, aunque los molletes qué desayuné ayer me quedaron horribles, y la tortilla de patatas y espárragos qué hice un día antes es de lo pesos qué he cocinado en mucho tiempo…

Ese video no se va a terminar solo, pero ahora solo quiero seguir hecho bolita, aquí en este rincón seguro, donde nadie me ve, donde no molesto ni estorbo a nadie, donde nadie me puede juzgar.

Voy a publicar esto? Si. Y sin embargo espero que nadie lo lea, estoy cansado de que la gente me mienta, qué me diga que esto va a pasar, qué me digan que sirvo para algo por lástima, que me pida que les platique mis problemas cuando se que tienen cosas más importantes o interesantes que hacer…

Pero para eso escribo, supongo, para ver si plasmando esto puedo vislumbrar una solución, porque si, no me gusta que me ayuden, creo puedo hacer salir de esto solo, no necesité ayuda para aprender a caminar, y eso he creído toda mi vida, pero eso es tema para otra ocasión.

Leave a Reply